Ideas para un cumpleaños feliz

NIÑOS FELICES

La mejor fiesta de cumpleaños

Para los niños es, sin duda, un día especial que esperan con ilusión; para nosotros conlleva muchas veces más de un quebradero de cabeza, sobre todo si son muchos los amigos invitados y decidimos celebrarlo en casa...

Imma Marín

Si queremos que sea realmente una fiesta de cumpleaños feliz, para los niños y para nosotros, deberemos prepararla minuciosamente e implicar también a nuestro hijo en la organización. Será muy útil acordar unas claras reglas del juego, por ejemplo, marcar ¿con carteles? de manera simpática en qué habitaciones van a poder entrar a jugar y en cuáles no, o dónde van a dejar las chaquetas y mochilas. Eso nos evitará nervios y enfados.

También podemos evitarnos frustraciones y descontentos si, en caso de querer celebrarlo con una piñata, tenemos preparadas tantas bolsitas de regalos como niños grandes y pequeños haya en la fiesta. Así evitaremos innecesarias competiciones que dejen fuera a los más pequeños.

Según la edad de nuestro hijo, podemos pactar con él qué cosas especiales habrá para comer, tratando así de tener presente que haya variedad y alimentos sanos también presentes.

El programa

Cuando el grupo es numeroso, podemos hacer una selección de propuestas por rincones: maquillaje, disfraces, juguetes de construcción, pasta para modelar...

Aunque el juego libre es siempre la mejor opción. También podemos tener prevista una buena selección de juegos.

Aquí van algunas ideas:

  • Tris tras, zapatilla por detrás. Los niños se sientan en el suelo en círculo y con los ojos cerrados. Al que le toca corre por detrás con una zapatilla en la mano. Todos los niños cantan: “A la zapatilla por detrás, tris tras/Ni la ves ni la verás, tris tras/Mirar para arriba, que caen judías/Mirar para abajo, que caen garbanzos/¡A dormir, a dormir, que vienen los Reyes Magos!”. El niño que tiene la zapatilla la deja detrás de uno de los que están sentados... que saldrá corriendo para pillarlo.
  • Al escondite. Se escoge un objeto y todos los niños menos uno salen de la habitación. Este esconde el objeto y cuando está listo, llama al resto. El que encuentre primero el objeto será quien lo esconda en la siguiente partida. Se puede ayudar a los jugadores diciéndoles “caliente” o “frío” según se encuentren lejos o cerca del objeto.
  • La orquesta. Un niño sale fuera de la habitación. Los demás escogen en secreto un director de orquesta y empiezan a cantar una canción. El director de orquesta acompaña la canción tocando un instrumento imaginario y el resto de niños lo imitan. En cuanto empiezan a cantar, el que ha salido, entra y debe adivinar quién es el director. Este debe ir cambiando de instrumento sin ser descubierto y el resto, seguir sus órdenes.
  • Baile de disfraces. Suele ser una actividad de gran éxito. Pañuelos, telas, corbatas, gorros, chalecos viejos... Podemos organizar una selección de música animada y un espacio amplio para bailar.
  • Película y palomitas. Una buena alternativa, si no, puede ser proponer a los niños "ir al cine", ayudándolos a preparar la sala para que todos tengan buena visión, elaborar sus entradas coloreándolas y escribiendo su nombre, fabricar sus propias bolsas para que se las llenemos de palomitas... Se trata de escoger una película adecuada a su edad y que no dure demasiado.

Artículos relacionados