calendario-ovulacion

28 días

Calendario de ovulación: calcula tus ciclos cómodamente

Un práctico calendario para conocer tu cuerpo mucho mejor y aumentar las posibilidades de embarazo.

Cristina López Conesa

¿Qué es la ovulación?

Cada mujer nace con un número determinado de óvulos, y se da la ovulación cuando tan solo uno de ellos cada vez, madura y está listo para ser fecundado. Esto ocurre cuando el óvulo, almacenado en el ovario, pasa por las trompas de Falopio y se desplaza hacia el útero. Éste es el momento en que existen posibilidades de que se produzca un embarazo.

Durante la ovulación, el cuerpo de la mujer se prepara para poder acoger un futuro bebé en su cuerpo, por lo tanto se pueden inflamar los pechos, acumular líquidos y grasas a modo de reserva, y a nivel interno se forma el endometrio que es la membrana mucosa en la que se alojaría el embrión humano y donde se formaría la placenta. Si durante la ovulación el óvulo no ha sido fecundado, se da lugar en las semanas posteriores a la menstruación. La menstruación es la fase de sangrado durante la cual el cuerpo se desprende del tejido endometrial que se había formado, al no ser necesario por la ausencia de embrión.

¿Cómo puedo calcular mi ciclo?

El ciclo menstrual es un proceso cíclico que, de forma regular, se produce cada 28 días, aunque la ovulación de cada mujer es diferente. Por ello, es muy importante que tomes nota de los días de inicio de tu menstruación, para que puedas conocer con precisión cómo es tu ciclo personal.

El inicio del ciclo se cuenta a partir del primer día de la menstruación, y en la media de casos en que el ciclo dura 28 días, la ovulación comenzaría el día 14, es decir, a mitad del ciclo. Por lo tanto, si estás planeando quedarte embarazada, llevar un control de tus menstruaciones te ayudará a conocer tu período fértil.

Calculadora de ovulación

La forma más sencilla de conocer tu momento de ovulación es mediante el registro de tus ciclos menstruales. De esta forma, si son regulares, es decir, que todos duran los mismos días, estimarás tu ovulación a mitad del ciclo. Si dura 28 días, la ovulación se dará el día 14. Si dura 30, el día 15.

El momento ideal para concebir, es en el día exacto de la ovulación, ya que el óvulo vive un máximo de 24 horas. No obstante, como los espermatozoides pueden llegar a vivir hasta 5 días, es posible quedarse embarazada habiendo tenido relaciones sexuales sin protección en los días anteriores a la ovulación, manteniéndose vivos en el útero hasta el momento en que el óvulo se libera, y fecundándolo.

Mediante un test de ovulación

Si tus ciclos no son regulares, es más difícil poder estimar la ovulación, por lo que puedes utilizar otros instrumentos que te ayuden. En las farmacias se puede adquirir un test de ovulación capaz de predecirla.

Funciona similar a los test de embarazo, pero en este caso detectando en la orina un incremento de la hormona luteinizante, que es la que se encarga de estimular al ovario para que libere el óvulo. Por lo tanto, si el test da positivo significa que te encuentras cerca de los días de ovulación, que se dará dentro de las próximas 24 y 36 horas.

Análisis de sangre

En algunos casos en que se presentan dificultades para concebir, un análisis de sangre puede determinar los niveles de progesterona, al ser una hormona que juega un papel crucial en el cuerpo de la mujer, preparándola para el embarazo.

El nombre médico de esta prueba es el de progesterona sérica, y será el médico o ginecólogo quien te la mandarán, si es conveniente en tu caso.

Monitores de fertilidad

Algunos dispositivos digitales, igual que los test de ovulación, predicen la ovulación mediante la detección de la hormona luteinizante. Otros funcionan a través de los niveles de electrolitos presentes en la saliva, y otros a partir de la temperatura basal.

La ventaja de estos monitores es que pueden dejar registrada la información y hacer un seguimiento de los ciclos durante varios meses, haciendo comparativas. Se pueden encontrar en farmacias.

Temperatura basal

Esta es una de las formas más sencillas y naturales. Utilizando termómetros especiales para este uso que puedes conseguir en farmacias, llamados termómetros basales, puedes tomar nota de tu temperatura cada día en el momento después de despertarte y sin hacer ningún esfuerzo físico.

De esta manera podrás hacer un seguimiento y establecer en qué días tu temperatura está ligeramente más alta debido a un aumento de la progesterona. Serán estos días en los que, con bastante probabilidad, se esté produciendo la ovulación.

Prestar atención a nuestro cuerpo

La ovulación viene acompañada, en la mayoría de mujeres, de otros síntomas como dolor abdominal, lumbar, hinchazón de los pechos, cambios en el flujo vaginal, aparición de acné, etc. Por lo tanto, si prestas atención a estas señales, serás capaz de darte cuenta cuándo tu cuerpo se esté preparando para la fertilidad.

Al fin y al cabo, nadie mejor que tú conoce mejor tu cuerpo. Pero si tienes la suerte de no presentar ninguno de estos síntomas, entonces los anteriores métodos te servirán de ayuda para confeccionar tu calendario de ovulación personal.

Ser madre a partir de los 40

MATERNIDAD PLENA

Ser madre a partir de los 40