embarazada en bascula

Peso en el embarazo

¿Cuánto debo, o puedo, engordar (durante el embarazo)?

Todo dependerá de tu peso inicial, pero no es solo una cuestión de kilos: ten en cuenta que todo lo que hagas afecta al crecimiento de tu bebé

Dr. Emilio Santos

Un kilo por mes, ni uno más ni uno menos, este era el peso que las madres se proponían ganar durante el embarazo, porque era lo que les aconsejaban los médicos, y aunque hoy en día estas recomendaciones son más flexibles, el tema del peso aún sigue siendo clave en las consultas.

El miedo a bebés demasiado grandes y a la diabetes gestacional están detrás de muchos de los controles que se hacen. A continuación te explicamos qué es normal y qué no en cada caso para que puedas vivir esta etapa sin preocuparte.

Descubre si estás en tu peso

Una mujer sana gana entre 11 y 16 kg de media, que más o menos se reparten así:

· 2,2 a 4,5 kg es el peso del bebé.

· 2,5 a 5 kg de líquido extracelular.

· 2,5 a 5 kg de grasa.

· 1,2 kg de tu sangre.

· 1 kilo de líquido amniótico.

· 0,9 kg aumenta el útero.

· 0,6 kg en la placenta.

· 0,5 kg de aumento de los senos.

Pero, además, es importante que tengas en cuenta que el aumento de peso no es uniforme en el tiempo. Una evolución típica sería ganar dos kilos en el primer trimestre, seis en el segundo y cuatro en el tercero. En cambio, esto varía en función de la mujer: hay quien baja de peso en el primer trimestre, quien solo lo gana en el tercero, mujeres con sobrepeso que solo pueden coger unos pocos kilos en estos nueve meses, y otras con bajo peso que ganan 18 kg y no es para nada una cifra alarmante.

Para determinar si una persona está en su peso o no, los médicos utilizamos el índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso entre la altura, y el resultado, de nuevo, entre la altura. Por debajo de 18,5 es bajo peso y por encima de 25 es sobrepeso. Partiendo del IMC de la madre al inicio del embarazo, el Instituto de Medicina de los Estados Unidos hace una serie de recomendaciones sobre el peso que se puede ganar en estos nueve meses:

· Si se tiene infrapeso (IMC por debajo de 18,5), el aumento sería entre 13 y 18kg.

· Si el peso es normal (IMC entre 18,5 y 25), la recomendación está entre 11 y 16.

· Si hay sobrepeso (IMC entre 25 y 30), un incremento de siete a 11 kg estaría bien.

· Si existe obesidad (IMC superior a 30), lo óptimo sería entre cinco y nueve kilos.

Todo lo que tú haces influye en su crecimiento

El peso

Si eres demasiado delgada, tu bebé podría crecer algo menos de lo que le correspondería por su propia constitución, y si tienes sobrepeso, algo más. Pero lo que más influye es el factor genético, es decir, tu altura y complexión, y, cómo no, también la de su padre.

La alimentación

Le afecta poco, porque la placenta se encarga de dejar en tu cuerpo el alimento que sobra, y en el caso de que falte, la escasez te afectaría a ti y no al bebé. Aun así conviene que no abuses de los azúcares e hidratos de carbono de absorción rápida, especialmente si tienes sobrepeso. No es tanto por una cuestión de kilos, sino para evitar el riesgo de diabetes gestacional, que puede tener consecuencias en la salud del bebé (un crecimiento más allá de lo normal, hipoglucemia al nacer...).

El ejercicio físico

En el embarazo, mientras sea normal, puedes hacer el ejercicio que hacías antes. Solo en el caso de que tu bebé tuviese un peso por debajo de lo previsto para su edad gestacional, te recomendarán reposo, que ayuda, pero es muy probable que ayude más el reposo emocional, es decir, evitar cualquier tipo de estrés.

Los hábitos

De sobras es sabido que el tabaco y el alcohol perjudican la salud, así que ¡para qué contarte durante el embarazo! Aun así, no me gustaría dejar pasar esta oportunidad para insistir un poquito más diciendo que estos hábitos pueden perjudicar al desarrollo del bebé, ya que afectan al funcionamiento de la placenta, impidiendo que lleguen al bebé los nutrientes y el oxígeno que necesita.