Alimentación durante el embarazo

Nutrición óptima

¿Estás embarazada? ¡Haz una dieta rica y variada!

Durante la gestación es importante comer de todo y variado, prestando atención a algunas recomendaciones, pero tampoco te obsesiones

Muchas mujeres embarazadas se preguntan qué pueden hacer para alimentarse de una forma sana y equilibrada. ¿Qué claves podemos ofrecerles para que su nutrición sea óptima durante los meses de gestación? ¿Qué alimentos son más adecuados para que el feto se desarrolle?

Alimentación durante la gestación: 5 claves a tener en cuenta

Con estos sencillos consejos que te damos a continuación puedes saber cinco criterios esenciales para que tu dieta sea adecuada a tu estado de buena esperanza. De todos modos, si tienes cualquier duda consulta a tu médico para que pueda indicarte consejos más específicos para ti.

1. Evita un exceso de alimentos fritos

Pueden engordar demasiado y aumentan las cifras de colesterol y triglicéridos. En el embarazo es normal que su tasa sanguínea aumente, ya que se movilizan para crear las estructuras del bebé, pero es mejor consumir grasas sanas. Además, resultan muy pesados de digerir porque la vesícula y el estómago van más despacio.

2. Come abundante cantidad y variedad de verduras

Vegetales crudos en ensalada y fruta. Son una fuente importante de fibra, vitaminas y minerales. ¡Que no falten en tu día a día!

3. Come frutos secos

Toma frutos secos, ricos en algunos minerales y enzimas, y en grasas poliinsatutradas y ácidos grasos esenciales para el desarrollo del bebé.

4. Cuidado con los hidratos de carbono

Los hidratos de carbono deben ser preferentemente de absorción lenta: pasta, arroz y cereales, y legumbres. Los de absorción rápida (bollería, zumos azucarados o envasados) provocan una subida rápida de azúcar en sangre, seguida de una bajada, poco aconsejable. Los alimentos integrales ayudan a mantener un nivel estable de azúcar en la sangre y evitan la sensación de cansancio excesivo.

5. Prioriza los ácidos grasos omega 3

Toma alguna fuente de ácidos grasos omega 3 y otros necesarios para el desarrollo cerebral del bebé. Se encuentran en el pescado, semillas y frutos secos. Debe usarse sal yodada.

Artículos relacionados