PARTO FLUIDO

7 consejos que te ayudarán a sobrellevar el dolor durante el parto

Con estas 7 buenas ideas para aliviar el dolor, tu parto será más gozoso.

Blanca Herrera

DL a01032432. 1. TU RESPIRACIÓN ES CLAVE

1 / 7

1. TU RESPIRACIÓN ES CLAVE

Trabaja la respiración consciente en el embarazo, y siente como respirar lenta y profundamente relaja tu cuerpo y tu mente. La respiración agitada acelera tu ritmo, tensa tus músculos y aumenta el dolor.

DL a00671637 080. 2. EL AGUA CALIENTE ALIVIA

2 / 7

2. EL AGUA CALIENTE ALIVIA

El agua caliente ayuda. La inmersión en agua alivia el dolor y facilita el parto. Mientras estés en casa, llena la bañera de agua a 37-37,5º C, apaga las luces, enciende una velas y date un agradable baño. El dolor será más soportable.

3. LOS MASAJES SON BIENVENIDOS

3 / 7

3. LOS MASAJES SON BIENVENIDOS

Los masajes en la espalda con aceites (de almendras, oliva...) calman bastante.

4. ENCUENTRA TUS PROPIAS POSTURAS

4 / 7

4. ENCUENTRA TUS PROPIAS POSTURAS

Busca una postura confortable; tumbada boca arriba es la peor. Ponte a cuatro patas apoyada en

almohadas, tumbada de lado, pasea, utiliza una pelota de pilates... 

5. CREA UN AMBIENTE RELAJANTE

5 / 7

5. CREA UN AMBIENTE RELAJANTE

Reduce los estímulos. Un ambiente cálido y agradable, con luces tenues, música suave y relajante, poca gente a tu alrededor pero que sepa acompañarte, que no molesten ni te distraigan, te ayudará.

LAS CONTRACCIONES SON LAS OLAS QUE OS ACERCAN. 6. LAS CONTRACCIONES SON LAS OLAS QUE OS ACERCAN

6 / 7

6. LAS CONTRACCIONES SON LAS OLAS QUE OS ACERCAN

Piensa en la utilidad de tu dolor, que te está ayudando a traer a tu bebé a este mundo. Estabas deseando ponerte de parto, conocer a tu bebé y tenerlo en tus brazos, ver su cara y sus manitas, sentir su cuerpo caliente sobre el tuyo. Estas contracciones poderosas te acercan a ese momento.

7. SIENTE QUE PUEDES

7 / 7

7. SIENTE QUE PUEDES

Siente que puedes hacerlo. Exprésalo si lo necesitas, grítalo... Gemir con tonos graves y profundos a veces también ayuda. Siente que tu cuerpo está preparado para parir.