Emociones

Calmar su inquietud al atardecer

Calmar su inquietud al atardecer

El día termina y, sin causa aparente, nuestro bebé está intranquilo. Nos urge tener nuevos recursos para consolarlo y, sobre todo, no contagiarle nuestro nerviosismo.

¿Existe realmente el instinto maternal?

¿Existe realmente el instinto maternal?

El deseo de cuidar y proteger a nuestro hijo por encima de todo surgirá en cuanto lo tengamos en brazos, cuando empecemos a construir un vínculo amoroso con él.

Queremos ser padres adoptivos

Queremos ser padres adoptivos

Muchas parejas que no pueden tener hijos, y no pocas de las que ya los tienen, optan por abrir las puertas de su hogar a otros niños. Un camino no exento de dificultades, pero con grandes recompensas.

¿Adictos a la tecnología?

¿Adictos a la tecnología?

Los ordenadores y las pantallas son una buena herramienta. Pero a veces se convierten en un refugio de soledad.

Nuestra relación con la escuela

Nuestra relación con la escuela

Elegir un colegio para los hijos no siempre es fácil. Van a pasar muchas horas allí, así que necesitan un lugar donde aprender sintiéndose cómodos, arropados y respetados.

Crecer sin premios ni castigos

Crecer sin premios ni castigos

Los premios y los castigos no sirven para nada. Y los niños se convertirán en seres totalmente confundidos, sin saber qué es bueno o malo según sus propias percepciones.

Aprender a amar nuestro cuerpo

Aprender a amar nuestro cuerpo

Destinado al amor, acogedor y nutritivo, el cuerpo de una madre es hermoso. Combatir la mentira de que los cambios afean depende, en parte, de nosotras.

"Antes se aislaban para dar a luz"

"Antes se aislaban para dar a luz"

Y es que el instinto de las mujeres sabe que un ambiente íntimo y una luz tenue son condiciones ideales para que los mecanismos naturales del parto se pongan en marcha.