Hijos

Es malísima para comer

Es malísima para comer

Si los niños comen acompañados, tranquilos, sin imposiciones y cuando tienen hambre, éste será un acto feliz.

Una Navidad libre de estrés

Una Navidad libre de estrés

¿Qué sentido tienen las fiestas si estamos estresados, enfadados o de mal humor? Navidad puede ser sinónimo de salud, también de poner los niños y sus ritmos como prioridad.