Cosas de niños
Rosa Jové
Psicóloga infantil
Rosa Jové

Regalos

Premiar las buenas conductas de los hijos

En la sociedad en la que vivimos es bastante común premiar a los niños cada vez que hacen algo que los adultos consideramos que está bien. Se les compran regalos, se les lleva al cine, a comer a su lugar favorito... ¿es bueno hacerlo de esta manera?

28 de abril de 2016, 08:16 | Actualizado a

¿Debemos premiar las conductas positivas de nuestros hijos? ¿Cómo podemos hacerlo para que no lo interpreten de una forma que no les ayude a madurar? ¿Qué regalos son adecuados y cuáles deberíamos evitar?

Creo que, de vez en cuando, es bueno que los niños reciban regalos por cosas normales, pero no debemos confundirlo con el chantaje: “Si haces la cama te compro un juguetito”, "Si te comes la verdura te doy helado de postre", "Comparte tu merienda con tu amigo y luego te llevo al parque"...

No, eso no. No podemos hacerles notar que su conducta debe ser siempre motivada por una 'recompensa'. Lo bonito sería, por ejemplo, que un día al llegar a casa tuviera hecha su comida favorita y entonces se le dijera: “Te he hecho esto porque te quiero”. Decirle al niño de cuando en cuando lo bien que lo está haciendo, al mismo tiempo que se acompañan estas palabras con un detalle que de sobra sabemos que le va a gustar es algo maravilloso. A todo el mundo le gusta o ¿acaso a ti no te hace ilusión que tu pareja, un amigo..., te haga un regalo solo por el simple hecho de ser como eres? Eso no tiene nada de malo. Lo importante es saber hacer los regalos apropiados y darle el sentido apropiado. Un regalo no debe ser una recompensa, porque el niño lo interpretará como un chantaje. Si, en cambio, proponemos de vez en cuando algún regalito sin que éste tenga una relación de causa-efecto con una conducta que el niño ha realizado, estaremos dando un mensaje mucho más congruente: se le da un regalo porque se le quiere mucho, y porque se valora su esfuerzo diario en la escuela, en casa, con sus amigos... El niño recoge la idea de que el regalo no es un simple premio por haber hecho "algo bien, tal como se le ha mandado", sino que es una forma que tienen sus padres de demostrarle cariño y comprensión.

Artículos relacionados

Más sobre...
Otros especialistas
Dr. Luis Ruiz

Pediatra

Dr. Luis Ruiz

Cristina Silvente

Psicóloga perinatal y de salud

Cristina Silvente