Madre e hijo en el huerto

Crianza "verde"

Ideas para vivir la naturaleza en tu casa

Para crecer de forma saludable, el niño necesita relacionarse a nivel sensorial, motor y afectivo con otros seres vivos, y no solo con personas

Heike Freire

24 de abril de 2016, 19:17 | Actualizado a

De la riqueza y calidad de estas experiencias vividas de pequeño dependerá su vigor físico, así como mental y emocional. Por este motivo, junto a las necesidades básicas de sueño, alimento, abrigo y cariño, el tiempo al aire libre también debería reconocerse como un derecho fundamental de la infancia.

Las opciones varían según los espacios abiertos de que disponga nuestra vivienda. Un pequeño terreno, una terraza... Pero hasta en las condiciones más cerradas y urbanitas, conectar nuestro hogar con el medio natural es posible. Estar en contacto con otros seres vivos le permitirá aprender a amar y a ser él mismo.

Aquí te dejamos tres cambios que puedes hacer para que la naturaleza entre en tu hogar:

  1. Crear un espacio de juego natural, idealmente al aire libre o, en su defecto, en una habitación. Allí podrán jugar con un cajón con arena, una mesa de agua, las piedras que hayamos encontrado en el último paseo...
  2. Cultivar un huerto en casa también es otra opción, pero si no es posible, una maceta con plantas aromáticas ya les permite descubrir y observar cómo es el ciclo de la vida. Podemos invitarlos a asumir responsabilidades según la edad para que se responsabilicen de regar y cuidar estas plantas.
  3. La presencia de animales es un factor de tranquilidad y seguridad para los seres humanos. Satisfacen las necesidades de contacto físico, amor y aceptación incondicional, especialmente de niños y personas de la tercera edad. Su viveza y posibilidades de interacción los convierten en grandes compañeros de juego y en un estímulo para el aprendizaje, pero debemos estar seguros de nuestra decisión y ser conscientes de las responsabilidades que implica tener un animal. Es importante también cuidar que las experiencias de los niños sean satisfactorias, eligiendo animales que nos den tranquilidad y ofreciéndoles entornos seguros.

Artículos relacionados