Juguemos con luces y sombras

CRIANZA

Juguemos con luces y sombras

Curiosidad, emoción, creatividad... En cualquier lugar y sin límite de edad, la luz y la oscuridad dan mucho juego.

Imma Marín

14 de noviembre de 2018, 07:00 | Actualizado a

La luz atrae la curiosidad de los niños, de la misma manera que la oscuridad despierta sus miedos. Así, jugar con la luz, y en consecuencia con la oscuridad, nos proporciona diferentes posibilidades de juego y aprendizajes. Son juegos perfectos para compartir y disfrutar en familia, ya que la atracción por la luz y las sombras se siente a todas las edades. Pero respecto a los juegos con la oscuridad, antes de proponerlos es importante saber si el niño está preparado para pasarlo bien con ellos y adecuar su intensidad a su edad y sus miedos.

Los juegos con la luz y las sombras promueven en los niños la curiosidad hacia los temas y procedimientos científicos: observar, cuestionar, experimentar, comprobar, predecir, opinar, lanzar hipótesis, confirmarlas, rechazarlas, llegar a conclusiones... La luz despierta al científico que los niños llevan dentro. Para ellos es muy estimulante ver que la luz se mueve en línea recta, que hay objetos que la dejan pasar y otros que no, que está compuesta de colores... ¿Y la oscuridad? Jugar con ella, con las sombras que proyecta y con el miedo que nos provoca, es otra gran fuente de aprendizajes. Para muchos niños, entrar en una habitación oscura cargados con una linterna como única arma es todo un reto, que superado desde la diversión será de gran ayuda para su autoestima.

Los juegos de luz y sombras son muy versátiles y los podéis poner en práctica en cualquier lugar.

La ratita

Seguro que lo recordáis de vuestra infancia. Solo necesitamos un pequeño espejo y un rayo de luz. Pequeños y mayores nos podemos divertir intentando atrapar el reflejo que vuela por las paredes.

Explorar con linternas

Si nos armamos cada uno con una linterna, podemos jugar a proyectar la luz sobre el techo y asociar cada luz a su linterna, o hacerlas coincidir todas en un mismo punto. Si tenemos linternas de diferentes medidas, un buen experimento puede ser proyectar la luz de la linterna pequeña sobre la de la más grande y potente. ¿Qué pasará? Seguro que linterna en mano se os ocurren muchísimos más juegos y experimentos.

Jugar con las sombras

Cualquier día de sol podemos jugar con nuestras propias sombras y con las de los objetos. ¿Por qué a veces son cortas y a veces muy largas? ¿Jugamos a pisarlas?

El arco iris

A simple vista la luz parece transparente, pero sabemos que no lo es. ¿Cómo podemos ver los colores de la luz? Probad a lanzar el chorro de agua de una fuente contra los rayos de sol para conseguir un precioso arco iris.

Sombras en la pantalla

Necesitamos un proyector, una tela blanca y un poco de imaginación: crear formas que aparecen y desaparecen, inventar siluetas de animales con las manos... Y por supuesto, podemos recortar juntos personajes en cartón y organizar un verdadero espectáculo de sombras chinas.

Artículos relacionados