ENTREVISTAMOS A SARA CENDAN MASIP

Un libro para recuperar nuestro poder

Ser madres no siempre va ligado a sentirnos poderosas. Pero en esta entrevista encontrarás que la creatividad o el encuentro con otras personas pueden ser clave.

Cristina Romero

La madre interior

1 / 4

La madre interior

Ilustración del libro "Musas de la Maternidad Empoderada" de SACEMA

Invisibilizando la Violencia Obstétrica

2 / 4

Invisibilizando la Violencia Obstétrica

Ilustración del libro "Musas de la Maternidad Empoderada" de SACEMA

Maternidad Transformadora

3 / 4

Maternidad Transformadora

Ilustración del libro "Musas de la Maternidad Empoderada" de SACEMA

En el parque

4 / 4

En el parque

Ilustración del libro "Musas de la Maternidad Empoderada" de SACEMA

27 de marzo de 2018, 21:54 | Actualizado a

Entrevistamos a Sara Cendán Masip (SACEMA), madre, ilustradora y acompañante entorno a la maternidad y la crianza. Acaba de publicar su segundo libro, llamado Musas de la Maternidad Empoderada.

Cuéntanos acerca de tu último libro ¿cómo surgió la idea?

Musas de la Maternidad Empoderada es el segundo libro, dentro de mi Colección Musas. Una colección que me gusta pensar que es como una red que tejen mis viñetas a través de personas a las que invito a colaborar en el proyecto.

Surgió gracias a un cúmulo de causalidades. Aparqué en 2011 mi anterior profesión como diseñadora de moda, para abrirme a mi gran pasión por el dibujo y la escritura.

A ello se juntó que tras el nacimiento de mi segunda hija, y mis propias experiencias como madre, tuve la necesidad de formarme como doula y asesora de lactancia. A través de ello conocí a muchas personas que de algun modo u otro facilitan el empoderamiento maternal. Te contaría mucho más, porque me encanta hablar, jajaja pero la idea podríamos decir que "fue surgiendo", y un día emergió.

¿Cómo es que quisiste contar con las palabras de otras personas en lugar de hacer tú misma los textos?

No me siento cómoda con las verdades únicas.

Es importante para mí señalar como inicio el proceso creativo con cada libro de la colección. Previamente hago una recopilación de dibujos entorno al tema sobre el cual quiero centrar la mirada. En este caso ha sido el concepto de "La Maternidad Empoderada". Me tomo otro tiempo para reflexionar, proyectar y dibujar las viñetas que creo pueden completar la serie. Es decir, que primero existen las viñetas, y el dibujo es un tipo de lenguaje. Para mí tiene que ver con escribir mis pensamientos, en forma de dibujo.

Colección Musas es un proyecto que deseo vaya más allá de mis propios conocimientos. Realizarlo me hace evolucionar como persona. Y a seguir aprendiendo a disfrutar de esta parte de mi trabajo.

Yo me expreso con mis viñetas y ellas forman un hilo conductor. Un marco de reflexión dentro del cual se expresan otras vivencias diferentes a las mías, pero interconectadas a mis dibujos.

¿Qué lugar ocupa la creatividad en tu vida?

Pienso que ocupa diferentes lugares de mi existencia. Entre lo muy íntimo y mi proyección pública, pasando transversalmente por mi trabajo y mis procesos personales. E intento siempre sumar a mi creatividad un toque de humor.

¿Qué crees que nos aportaría a todas las madres el dedicarle un espacio-tiempo a nuestra propia musa?

Nos aportaria hacernos ese gran regalo que es el presente. Sabes que se llama así por eso, también ¿verdad? Porque el presente es un regalo en sí.

Cualquier día podemos morir y ya no estar más viviendo la vida.

Tras ese pequeño cambio de enfoque nos devolvería a nuestro centro, nuestro propósito auténtico de estar en este cuerpo. La oportunidad de podernos escuchar, para valorar nuestros propios conocimientos.

Transmites que para ti es importante el tejer red… ¿Qué importancia le das a la comunidad a la hora de criar a tus hijos?

Le doy mucho valor a criar estando rodeada de una comunidad de personas afines a la mayor parte de nuestros valores educativos, o que puedan asumir unos mínimos de respeto hacia las decisiones de la madre, estando disponibles en momentos de necesidad. Y esto último es importante.

La comunidad en sí no es lo importante, sino la actitud de esa comunidad en relación a la crianza.

Como se puede extraer, por ejemplo, del texto de Anna Sanés (comadrona que nos dejó en 2017) en este segundo Musas: ¡Cómo nos cuesta pedir ayuda y cómo nos cuesta ir a ofrecer nuestra ayuda sin que nos la pidan!

No me refiero a invadir nuestros espacios de autonomía, sino a estar disponibles a recibir o a dar dentro de nuestras realidades. Con humildad y preguntándonos previamente "hasta donde".

Cuéntanos algo que vamos a encontrar en este nuevo libro.

Vais a encontrar un espacio de reflexión propia. Cada dibujo que he elaborado tiene detrás una experiencia profunda, mi propia experiencia o mi visión sobre alguna experiencia cercana a mi. Pero al leerlas cada persona conecta con sus propias vivencias y conclusiones.

¿Y en el de Musas para la Educación Viva?

¡Pues lo mismo! Lo único que cambia es hacia donde está el foco de debate.

Para mi Colección Musas nació gracias a mi impregnación de la Educación Viva. Este concepto educativo me permitió primero pararme durante un tiempo, y seguidamente acelerar mi proceso creativo personal.

Mi propio proyecto familiar ya es todo un reto a corto, medio y largo plazo, y lo considero parte de mi trabajo. Mi trabajo en la Vida.

¿La Colección Musas ya está completa, o va a seguir?

Mi deseo es poder sumar a los dos títulos existentes un Musas de la Adolescencia Respetada, otro Musas de la Salud en Libertad, otro Musas de la Convivencia Cooperativa, y otros conceptos que engloben todas las áreas de la sociedad.

Tampoco descarto reeditar cada cierto tiempo todo para incluir nuevas viñetas y colaboradores. Incluso hay quien me ha sugerido de hacer un formato donde ilustradores de todo el mundo puedan expresarse también sobre los conceptos que voy planteando. No descarto ninguna idea, y me las apunto todas.

La colección completa, si algún dia terminara, querría que expresara el cambio de paradigma que ahora mismo está sucediendo. Un cambio hacia la integración de la diversidad única de cada ser e igualdad de oportunidades para todos los géneros y economías.

Algunas personas me plantean que tiendo a ser muy hippy o que tengo un relato demasiado político. Pero yo creo que las soluciones constructivas sencillas suelen ser mejores. Y la política está en todos nuestros actos, desde el más pequeño al más grande, así que todos hacemos política sin darnos cuenta.

¡Gracias!

Artículos relacionados