mama bebe yoga cuadrado

Fortalecer el vínculo

6 razones por las que amarás practicar yoga con tu bebé

La práctica de yoga madre-hijo es un regalo físico y emocional para los dos. Os une más y aumenta la autoestima. ¿Te animas a probarlo?

Imma Campos

26 de abril de 2016, 12:35 | Actualizado a

El yoga es una ciencia milenaria que a través de una serie de técnicas busca el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Beneficios del yoga infantil

Os ayudará a los dos a fortalecer vuestro vínculo, a eliminar tensiones, a aumentar la autoestima... Y no hace falta esperar, ¡notarás los resultados desde la primera sesión!

1. Ayuda a la recuperación física

Una alimentación adecuada, el descanso justo y la lactancia materna son básicos durante el posparto. Más adelante, añadimos el movimiento consciente a través del yoga, permitiendo que la columna, la pelvis y el periné puedan irse fortaleciendo y reajustándose.

2. Elimina las tensiones

Que se pueden generar por la lactancia o por llevar al bebé en brazos. A veces, las malas posturas o haber descansado poco pueden llevar al cuerpo a estados de tensión, que pueden generar dolor y tristeza. Es básico cada día ir diluyendo estas tensiones para que no lleguen a crear mayores dificultades e incomodidades. Los ejercicios de la zona alta de la columna, hombros y cuello son esenciales.

3. Permite reconocer el estado emocional

En que se está y liberar las emociones que no ayudan a sentirse en paz. Cuando no se reconocen las emociones podemos actuar de forma inconsciente, y eso, a veces, nos lleva a conflictos. Poder observar lo que se está sintiendo y permitir que pueda liberarse es clave. La respiración y los ejercicios de pranayama (una práctica específica para controlar la fuerza vital) serán aliados imprescindibles.

4. Aquieta la mente

Y así las dudas van diluyéndose. En una situación tan nueva, la del bebé que depende del cuidado de mamá, de sus acciones y de sus decisiones, pueden generarse muchas dudas. La meditación es clave: genera una disminución de las ondas cerebrales, reequilibrando el sistema nervioso central y potenciando el bienestar.

5. Aumenta la confianza en ti y en el bebé

Creando un vínculo sano entre los dos. Cuanto más te conectas con tu interior, más confías en ti misma.

6. Ayuda a despertar tu intuición

A saber escucharla y a atreverte a actuar según ella. Existe una guía interna que dirige cada una de nuestras acciones. La intuición es la voz de esa sabiduría interior que dirige los procesos de nuestro organismo, que no dependen de nuestra decisión consciente.

Artículos relacionados