Trucos dormir Cuadrado

Por edades

Trucos para ayudar a tu bebé a dormir (según su edad)

El sueño de los niños cambia mucho durante sus primeros cinco años, por lo que merece la pena saber algunos consejos para ayudarles a conciliar el sueño

18 de abril de 2016, 18:46 | Actualizado a

¿Cómo ayudar a un bebé a dormir plácidamente según la edad que tenga? Es una pregunta muy recurrente en los consultorios de pediatría. Lo que ocurre es que los consejos y estrategias que ayudan a que el bebé se relaje y descanse por las noches son muy distintos dependiendo de la edad.

Ayudando al bebé a dormir bien

Te facilitamos esta guía práctica para que las noches en vela se terminen en poco tiempo. ¡Empecemos!

De 0 a 5 meses

  • Extremar las medidas de seguridad en colchones, sábanas y habitaciones.
  • Temperatura constante durante el sueño, entorno a los 19ºC, si el bebé va convenientemente vestido.
  • No acostar al bebé boca abajo.
  • Intentar que el bebé no esté demasiado cansado.
  • Procurar su confort: pañal limpio, alimentación siempre a demanda...
  • Darle seguridad mediante la presencia de la madre o del padre, con conductas como abrazarle, mecerle, acariciarle, cantarle...

De 6 a 12 meses

  • Vigilar la seguridad en la cama o cuna.
  • Intentar adivinar la mejor hora para acostar a nuestro hijo. Si no tiene sueño no conseguirá dormirse y si tiene demasiado estará irritable y le costará mucho más.
  • Se pueden introducir algunas rutinas solo si éstas facilitan el momento de acostarse tanto a los padres como a los hijos.
  • Intentar que el entorno invite al sueño: luz tenue, ruidos mitigados, actividades relajantes...
  • Darle seguridad con nuestra presencia.

De 13 a 24 meses

  • Intentar acertar la mejor hora para que se duerma. En este período suele desaparecer la siesta de la mañana y hay un cambio en los horarios a los que hay que adaptarse.
  • Hacerle agradable el momento de acostarse mediante actividades suaves pero cariñosas.
  • Tranquilizarle a la hora de ir a dormir por si tiene miedo.
  • Calmar cualquier alteración en ese sentido lo antes posible.
  • En este período, dormir en compañía tanto de padres como de otros hermanos es una herramienta valiosa.

De 2 a 5 años

  • A partir de los 24 meses se pueden introducir hábitos de higiene antes de acostarle: lavarse los dientes, hacer pipí... o alguna rutina que al niño le guste.
  • Acompañarle en la conciliación del sueño leyéndole un cuento, haciéndole compañía, cantándole...