LACTANCIA MATERNA

4 claves para vivir feliz tu lactancia

Cuando amamantamos a nuestros hijos no solo les estamos dando el mejor alimento, sino que también les ofrecemos bienestar, amor y confianza.

1. Tenemos alimento suficiente

1 / 4

1. Tenemos alimento suficiente

La cantidad de leche que produce una madre se adecúa a las necesidades de su hijo. Una mujer con trillizos puede llegar a generar más de dos litros de leche al día.  Y es que es el propio niño quien se encarga de regular la producción al succionar. En definitiva, esto significa que, cuanto más mama, más leche se produce.

2. Adoptar una buena postura

2 / 4

2. Adoptar una buena postura

Dar el pecho ha de ser placentero, no tiene por qué doler. Si existe la más mínima molestia, significa que algo no funciona, así que por leve que sea ese malestar ¡busquemos ayuda!

Amamantar con comodidad propicia un cambio de mentalidad y de actitud. Pasar de la postura del violinista (sentada recta) a la semitumbada tiene consecuencias físicas y también de mejora en la eficacia de la lactancia.

En la postura reclinada, la madre está cómoda, su cuerpo está abierto y relajado, y su hijo descansa sobre ella. Pero tiene que permitírselo, tiene que entrar en el ritmo lento del bebé. Nada es más importante en ese momento.

Por eso, si estás dando el pecho: ponte cómoda. Colócate cojines, apoya tu pie sobre una silla si estás sentada...

¡No escatimemos en cuidados alrededor de una madre lactando!

3. Medicinas compatibles

3 / 4

3. Medicinas compatibles

En rarísimas ocasiones hay que suspender la lactancia materna porque la madre deba tomar un medicamento, pero, en realidad, esta suele ser la recomendación habitual, incluso cuando la mujer solo debe medicarse para tratar una gripe común. En www.e-lactancia.org se puede consultar si la medicina prescrita por el doctor es compatible con amamantar al bebé.

 

 4. El destete, una decisión madre-hijo.  4. El destete, una decisión privada madre-hijo

4 / 4

4. El destete, una decisión privada madre-hijo

Cada madre e hijo, según su vivencia, decidirán el tiempo de su lactancia más allá de los convencionalismos y lo que diga su entorno.

Alimentar al bebé con leche materna en exclusiva durante sus seis primeros meses, y complementado con otros alimentos, como mínimo hasta los dos años, es lo que recomendaron en la Asamblea Mundial de la Salud. Pero recordemos que hablan de un mínimo de tiempo, no de un máximo.

Los grupos de apoyo a la lactancia ofrecen una ayuda muy eficaz en este y en otros temas. En la web de La Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), hay un listado con los que existen en España.

También puedes encontrar información actualizada sobre cómo lograr una lactancia exitosa hasta que ambos decidáis cuándo destetar en www.ihan.es

 

6 de enero de 2018, 08:55 | Actualizado a