Umbilical cuadrado

Beneficios para el bebé

¿Cuándo hay que cortar el cordón umbilical?

No hay prisa. La vida del recién nacido no corre riesgos ni depende de que se pince y se corte inmediatamente. Con dos minutos más, se transfiere mucho hierro

Inma Marcos

25 de abril de 2016, 12:58 | Actualizado a

Antes de nacer, el cordón y la placenta respiran para el bebé, sus pulmones están plegados y no se expandirán por primera vez hasta que todo su cuerpo haya nacido. Durante millones de años, los seres humanos han desarrollado un mecanismo perfecto para que el bebé intraútero pase de respirar por el cordón umbilical a respirar por los pulmones y se cierre de manera segura la circulación placenta-bebé.

De modo que es biológicamente imposible que un bebé reciba demasiada sangre o poca sangre a través del cordón si este se deja latir hasta que se colapse por sí solo. A los bebés nacidos en casa solemos cortárselo una vez ha salido la placenta.

El mejor momento para cortar el cordón umbilical

Al contrario, esperar a que deje de latir trae importantes beneficios para su salud. Por ejemplo, reduce el riesgo de anemia: la disminución de los niveles de hierro en la sangre del bebé, con su consecuente aumento de riesgo de sufrir anemia, es una de las consecuencias importantes de pinzar el cordón inmediatamente. Y es que tener anemia en los primeros 12 meses puede afectar a la salud del bebé durante el primer año de vida.

A los bebés nacidos en casa solemos cortárselo una vez ha salido la placenta

Los primeros minutos, claves

El cordón transfiere al bebé, en solo dos minutos que se lo deje continuar latiendo, tanto hierro como en seis meses de lactancia materna. Y en tres minutos, el bebé obtiene de 40 a 50 miligramos de hierro por kilo de peso corporal, es decir, alrededor de un 70% más de la cantidad de hierro presente en su cuerpo al nacer.

Por su parte, la anemia en el primer año de vida impacta en el desarrollo de la función mental y neuromotora, y altera la inmunidad y la regulación hormonal.

Trabajos científicos indican que los niños que padecen anemia en sus primeros doce meses a los cinco años muestran un coeficiente intelectual cinco puntos por debajo de la media, lo que repercute posteriormente en su rendimiento escolar.

La Organización Mundial de la Salud recomienda postergar la sección del cordón umbilical tres minutos, y en las Guías del Ministerio de Sanidad sobre atención al parto también se puede leer: “Se sugiere como conveniente el pinzamiento del cordón a partir del segundo minuto o tras el cese del latido”.

Etiquetas:  Bebé Maternidad Postparto

Artículos relacionados