se puede cuadrado

Confianza

Se puede vivir un parto más fácil

Tú sabes más que nadie. Olvida las obligaciones en este crucial momento de tu vida. Escucha tu cuerpo, toma las riendas y decide con libertad

Anabel García Carabantes

25 de abril de 2016, 12:58 | Actualizado a

Los profesionales estamos capacitados para orientarte en el proceso de embarazo y parto a nivel técnico, pero tú eres la única que sabe cómo te sientes en realidad y estás capacitada para saber qué necesitas a la hora de mejorar tu bienestar.

Sobre todo, confía en ti, tu parto será único. Déjate llevar por tu instinto, piensa en positivo y verás qué bien te irá.

Parto: el dolor es un aviso

Una pista que te permite saber cómo está tu bebé y cómo evoluciona el proceso de embarazo y parto. Es información que te envía tu cuerpo. Sintonizar con cada contracción, buscando la calma y pensando que ese dolor te va a permitir ver pronto a tu bebé, es lo mejor para ti y también para tu hijo.

¿Obligaciones? No "tienes que"

Eres una mujer embarazada, no una mujer enferma, así que olvídate de las obligaciones. Haz lo que desees y puedas hacer. Escucha a tu cuerpo y déjate llevar. Que nadie te imponga nada que no sea estrictamente necesario desde un punto de vista médico. Adapta el momento del parto a tus necesidades y apetencias.

Cómo afrontar el parto relajada

Técnicas que tranquilizan

Cómo afrontar el parto relajada

Comunicación con tu familia y con el personal médico

La relación entre la mujer embarazada y su familia y con los profesionales de la salud es de comunicación. En este intercambio, ambas partes deben asumir sus responsabilidades. Debes saber que hay cosas que solo tú puedes hacer por ti. De todos modos, confía en ellos, están ahí para ayudarte si se lo pides.

Sintoniza con cada contracción pensando que ese dolor te va a permitir ver pronto a tu bebé

Infórmate y decide por ti misma

Estar documentada es interesante y puede ser de gran ayuda para hacerte ganar confianza de cara al parto..., pero recaba la información que tú creas que necesitas. Eres una persona adulta con capacidad para informarte, así como decidir quién y cómo deseas que te acompañen en tu embarazo y parto. En última instancia, las decisiones importantes debes tomarlas tú.

Tu cuerpo te guiará si lo escuchas

Y recuerda que lo habitual es que el bebé se coloque bien en el momento del parto y que, si no, hay muchas posturas que pueden ayudar a que lo haga.

Artículos relacionados