nina-resfriada-sonandose

Resfriados

Cómo puedes aliviarle el catarro a tu bebé

Puedes ayudarle mucho a mitigar sus síntomas tranquilamente en casa, empezando por el confort de tus brazos, el mejor remedio siempre

Dr. Luis Ruiz

25 de abril de 2016, 19:22 | Actualizado a

Ante un catarro, con una buena hidratación, mantener la nariz limpia y tener los pañuelos a mano ya tenemos mucho ganado.

Catarros en bebés: guía para prevenirlos y curarlos

Además, puedes tener en cuenta estas indicaciones para el funcionamiento en casa que te ayudarán a aliviar sus síntomas:

  • Mantener el ambiente húmedo, sobre todo si hay calefacción, para que no se resequen las mucosas. Con poner sobre los radiadores calientes un recipiente con agua, ya es suficiente.
  • Un baño de agua caliente también puede ser de gran ayuda para aliviar la congestión nasal y reblandecer la mucosidad. La concentración de vapor de agua en el baño también es muy útil, y no hace falta meter al niño en al agua.
  • A la hora de dormir, si el bebé todavía es muy pequeño y no utiliza almohada –no está recomendado que niños menores de dos años la usen–, se puede levantar un poco el colchón, por la parte de la cabecera, para que pueda respirar mejor y así descansar.
  • Antes de ponerle ninguna clase de crema que le pueda ayudar a respirar, es necesario consultar con su pediatra.
  • No se aconseja usar ningún extractor de mocos, porque al niño le resultan molestos, no limpian bien y, según su diseño y funcionamiento, pueden hacerle daño. En el caso de que ya sepa sonarse la nariz, hay que asegurarse de que tira el pañuelo después de cada uso.

​Si los síntomas persisten, ten en cuenta...

  • Un resfriado suele durar una semana, más o menos, y los niños pasan una media de ocho catarros al año.
  • Es posible que vomite después de un ataque de tos o si tiene mocos en la garganta.
  • Aunque tenga muchos mocos, si el estado general del niño es bueno, no hay que preocuparse.

Artículos relacionados