¿Necesito más calcio al amamantar?

MAMÁ SANA

¿Necesito más calcio al amamantar?

Todavía hay quien cree que la mujer que amamanta debe tomar calcio para fabricar leche, pero no es así. Una mujer que da el pecho no tiene que tomar más calcio del que está presente en una dieta equilibrada.

Luis Ruiz

20 de agosto de 2017, 16:12 | Actualizado a

La tan temida osteoporosis de la mujer adulta es mucho menor en las mujeres que han amamantado a sus hijos.

Así que las mujeres que dan el pecho no tienen por qué tomar leche. Además, el calcio está presente en otros muchos alimentos de la dieta habitual.

La recomendación de la EFSA, autoridad alimentaria europea, es de 1.000 mg al día entre los 18 y 24 años, y 950 mg al día a partir de los 25, sin cambios en el embarazo ni la lactancia. En España, a su vez, la FESNAD aconseja 900 mg a adultos, 1.000 mg a hombres a partir de los 60 y mujeres de más de 50, y 1.200 mg a embarazadas.

Alimentos naturalmente ricos en calcio

A veces pensamos en aumentar nuestra ingesta de calcio y solamente se nos ocurre pensar en la leche o en sus derivados, pero el calcio se encuentra en toda la familia de las crucíferas:

  • brócoli
  • coliflor
  • repollo
  • kale
  • berro
  • rábano

También en los frutos secos como:

  • semillas como el sésamo (conocido también en su forma triturada, llamada tahín, que es un ingrediente del paté de humus)
  • almendras.

También pueden servir para este fin las bebidas vegetales enriquecidas con calcio.

Tanto si toman suplementos de calcio como si no, las madres lactantes pierden concentración de masa ósea durante la lactancia; la diferencia es que en aquellas que toman suplementos el hueso se endurece más pronto al dejar de amamantar.

De todos modos, la naturaleza ha preparado a la mujer para que recupere sus depósitos de calcio correctamente al cesar la lactancia. Así se ha comprobado en mujeres que han amamantado hasta ocho años seguidos con lactancia en tándem (hijos de edades distintas).

Artículos relacionados